Mi Consulta:

c/Manuel Casana  41005 Sevilla

Sígueme en Redes Sociales

AUTOCUIDADO EMOCIONAL Y FÍSICO.

El autocuidado a veces no es bonito, es difícil y complejo llevarlo a cabo. Es un concepto más amplio que el que nos venden del autocuidado físico, de  echarnos unas cremitas, de comer bien y saludable, de hacer deporte, de ponerte guapa, dormir bien, tomarte un tiempo para el disfrute personal, arreglarse el pelo en la peluquería y en general  verme lo mejor posible. Esto es una parte importante también, porque si no duermo las suficientes hora y me alimento mal, no podré estar bien, o si tengo el pelo como un esparto seguramente no me veré bien, y eso me harásentirme desanimada, por ejemplo.

Pero el concepto del autocuidado va mucho más allá de lo físico, también está relacionado con el ámbito emocional, que siempre lo dejamos fuera, como si no existiese. Tenemos que tener claro que priorizarte y cuidarte no es sentarte en el salón a ver una serie todas  la noches, tranquilita y con todas tus tareas hechas (esto me dijo una vez una paciente).

¿En qué consiste ese cuidado emocional?, pues es ser adulta con todo lo que eso conlleva de desagradable,  de duro y de difícil a la vez. Es formar un estilo de vida acorde a ti, a la persona adulta en la que te has convertido, tomar decisiones que no querías afrontar, pero que te estás priorizando con ellas, es ser SANAMENTE EGOISTA, afrontar tus problemas, decirle a determinadas personas q no las quieres mas en tu vida,  perdonarte por aquellas cosas que hiciste mal, por aquellos momentos en los que fuiste egoísta o por aquellos otros en las que dejaste que te pisotearan una y otra vez.

Se trata de planear un futuro con un propósito de vida, el que a ti te llene y te compense, sintiéndote empoderada, segura de ti misma diciendo que no cuando no quieres algo, o hasta aquí cuando no quieres continuar, sea lo que sea.

Cada persona lo lleva a cabo a su manera, una paciente mia, se pidió una excedencia para irse al Caribe un mes, sóla, para pensar y saber qué camino quería a partir de ese momento. Aunque nadie de su familia lo aceptaba. No entendían cómo había pedido un préstamos para algo tan ocioso como unas vacaciones.

Es permitirte llorar, pasar días malos, tristes, sin sentirte juzgada o pedir ayuda cuando te hace falta, esto parece fácil, pero veo en consulta a muchas mujeres y hombres a los que les cuesta pedir lo que necesitan.

Este concepto de autoayuda emocional  está también relacionado con no depositar mis necesidades en mi pareja, familia y/o hijos, sino hacerme cargo yo de ellas.

Espero que os sirva el artículo y que si lo necesitáis podamos trabajarlo en mi consulta y estaré encantada de acompañaros en el proceso tan maravilloso del autocuidado personal y físico.

Deja un comentario