Mi Consulta:

c/Manuel Casana  41005 Sevilla

Sígueme en Redes Sociales

El dinero en la pareja.

Para algunas personas el hablar de dinero con su pareja es un tema feo y prefieren postergarlo y no abordarlo directamente.

En mi opinión el no hablar de ciertos temas no es más que no querer afrontar un tema importante que generalmente trae dificultades, discusiones y malestar a los miembros de la pareja cuando no se ha aclarado suficientemente y no han llegado a acuerdos satisfactorios para ambas partes. Aunque entiendo que son temas complicados en los que a veces no tenemos ni siquiera una idea clara sobre cómo nos gustaría que se hiciese.

En mi experiencia en terapia, cuando la pareja es joven, no tienen hijos, y tienen sueldos parecidos el problema surge con mucha menor probabilidad.

Hay situaciones, como una desigualdad importante en la cuantía de la nómina, cuando hay hijos por un lado y por otro no, cuando uno de los miembros de la pareja es “mirado” con el dinero (en todos los grados que esto puede ser, de ser mirado a ser tacaño), son situaciones que generan a menudo dificultades, y para evitarlas es siempre mejor tener esta cuestión acordada desde el principio.

La mayoría de mis pacientes, tienen con sus respectivas parejas cuentas separadas, cada uno ingresa su nómina y tienen otra cuenta común para gastos comunes, dónde tienen domiciliados los recibos y gastos de la casa y de vivir que sí son compartidos. O sea, cada uno gasta su dinero a su gusto y se endeuda lo que quiere sin afectarle a la economía de la pareja.

Hay temas en los que la pareja, en mi opinión, tiene que estar de acuerdo, y es en algo tan básico como la relación que cada uno tiene con su dinero, ¿todo se gasta?, ¿se ahorra?, ¿para qué se ahorra?, ¿se hipotecan?, ¿se pueden pedir préstamos por ejemplo para un coche o todo se ahorra antes de comprar?, son cuestiones básicas sobre las que hay que tener cierto consenso si no se quieren tener problemas insalvables. Una de las causas de divorcio en la pareja es el dinero, motivo más que suficiente para tener acuerdos previos.

Deja un comentario