Mi Consulta:

c/Manuel Casana  41005 Sevilla

Sígueme en Redes Sociales

EL ESTRÉS…..UN EXCESO DE PRESENTE.

EL ESTRÉS  es un exceso de presente….un exceso de responsabilidades, de tareas, de funciones, de gestiones, en definitiva de asuntos que tenemos que hacer cada día….mejor dicho, es una reacción que tenemos cuando nos sentimos desbordados ante esa situación y no tenemos recursos para hacerle frente. Nos desbordamos, podemos chillar, enfadarnos, contestarle a los compañeros de mala forma y un sinfín de sintomatología.

Cuando tenemos estrés liberamos la hormona del cortisol, es un defensor que regula los procesos metabólicos, un defensor del cuerpo, activándose en momentos de estrés y hambre, pero a veces ese sistema se desequilibra.

Sabemos las repercusiones negativas que tiene en nuestro cuerpo ese estrés crónico, aumenta la posibilidad de  una muerte prematura, nos afecta de peor forma que la obesidad y los malos hábitos, es cómo si fuese un ladrón invisible que se lleva nuestro bienestar y nos pone en peligro.

Pero no todo el que tiene muchas cosas q hacer cada día tiene estrés, no todo el que tiene muchas responsabilidades tiene estrés….¿y dónde radica la diferencia entre unas personas y otras?.

Hay muchas personas que tienen trabajos interminables y luego llegan a casa y tienen que hacer también un sinfín de tareas y sin embargo viven tranquilos, sin agobiarse, sin estrés, ¿cómo lo hacen?, pues casi como en todo hay tendencias genéticas, hay personas con mayor facilidad que otras para agobiarse ante el mismo “listorro de cosas pendientes”. ¿Pero qué hacemos los que tenemos esas tendencias pero no queremos sufrir ese enemigo invisible que acecha nuestro bienestar?

Lo único que podemos hacer las personas que tenemos esa tendencia a agobiarnos y a sentir estrés es aprender a gestionarlo, buscar el equilibrio y buscar técnicas q nos ayuden a mantener la calma en la tormenta son herramientas poderosas para tener mas salud.

Se trata de hacer una gestión emocional adecuada ante estas situaciones que nos desbordan, os haré otro artículo sobre esa gestión emocional, tan importante no sólo para el estrés, sino para las emociones en general.

Deja un comentario