ese difícil pensamiento…

EL PENSAMIENTO.

Así, mi vida, tan identificada con el pensamiento, termina confundiéndose con éste. No sólo estoy en el pensamiento, sino que acabo siendo el pensamiento.

Si mi pensamiento es materialista tengo una vida materialista, si mi pensamiento es triste tengo una vida triste, si mi pensamiento es compulsivo tengo una vida compulsiva, si mi pensamiento está lleno de conflicto tengo una vida llena de conflicto.

….y así paso los días enredado en mis pensamientos, que me tienen en una misma escena que se repite constantemente y que está llena de contradicción y lucha.

…de manera que mi vida está atascada y muchas veces es contradictoria, conflictiva, angustiosa, frustrante…

Y mi atención, mi propia luz, volcada por completo en el pensamiento, acaba olvidándose de mí y no sabiendo quien soy ni cómo prestarme la atención que YO necesito.la importancia del bienestar en el pensamiento