Mi Consulta:

c/Manuel Casana  41005 Sevilla

Sígueme en Redes Sociales

¿HEMOS CRIADO MONSTRUOS ?

Hemos pasado de una generación en la que los padres no validaban nuestras emociones, con una educación estricta, con muchas normas, en la que a los hijos no se nos ocurría no obedecer, en la que había miedo a los castigos a una generación absolutamente en el otro polo, en el polo opuesto. Ahora le damos todo a nuestros hijos, el otro día hice unas preguntas a varias amigas íntimas sobre cómo viven sus hijos, algunas tienen a sus hijos todavía en casa, trabajando, con 25 años, sin aportar ni un euro a la economía familiar, y por supuesto le pagan el móvil, la compañía médica y casi todos sus gastos, y no ponen ni el lavavajillas, o sea no colaboran en nada a las tareas domésticas. Otras, tienen a sus hijos estudiando en casa, ellas, muy monas vestidas, con las uñas de porcelana y sin colaborar nada tampoco en las tareas domésticas.

Otras ni estudian ni trabajan, que eso ya es el colmo de los colmos….

¿Qué valores les hemos enseñado a nuestros hijos? Es muy obvio que el valor del esfuerzo no, seguro.

Nosotros trabajamos, llegamos a casa cansados, mucho más que ellos, que tienen unos 25 años menos y con esa edad se suele estar menos cansado, pero aún así, nosotros nos vemos agobiados las horas que nos quedan del día con la compra, la comida del día siguiente, las lavadoras…..incluso las que tenemos la suerte de tener ayuda en casa no nos libramos de todas estas tareas, pero sabemos que ellos, nuestros hijos, no nos van a ayudar, porque tienen que estudiar, porque vienen cansados del trabajo…cualquier excusa es buena para afrontar nosotras todo en solitario, como si ellos no existieran.

Nuestros hijos se permiten toda clase de caprichos como temas estéticos, ir a restaurantes, hacer viajes, pagar un gimnasio….realmente tienen dinero para afrontar todos estos gastos o es también a costa de los padres??????

Creo sinceramente que es un tema para que nos planteemos todos y reflexionemos sobre hacia qué tipo de sociedad vamos….porque no se ha visto nunca a tantos adolescentes y adultos jóvenes con problemas de salud mental. ¿Puede que la nula resistencia a la frustración sea uno de los aspectos que influye en esta situación? ¿Y puede también que no les hayamos entrenado en la frustración nada de nada?

Ahí lo dejo para reflexionar-…..

Deja un comentario